¿Por qué cumplir con la Ley?

Existen firmes razones por las que resulta inevitable e imprescindible que las empresas se adapten de manera inminente a la LOPD. Entre los principales argumentos destacamos los siguientes: 
  • Consiste en una normativa de obligado cumplimiento para todas las empresas que dispongan de clientes, proveedores ó trabajadores.
  • Afecta a los derechos fundamentales de las personas.
  • Protege la seguridad de la información.
  • Incumplirla acarrea sanciones que, en función de la gravedad de la infracción, pueden oscilar entre los 600 € hasta 600.000 € de sanción.
  • Mejora la imagen de su empresa ante clientes y proveedores, ya que transmite seriedad y confianza.
  • Incrementa la seguridad de sus datos mediante las auditorias realizadas periódicamente.

 

Es fundamental adecuarse cuanto antes a la normativa vigente para evitar futuras sanciones que la Agencia de Protección de Datos (www.agpd.es) pudiera aplicar muy estrictamente a las empresas que no se ajusten a dicha Ley.